COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LAS PROTEiNAS

Composición química de las proteínas
La composición química de las proteínas se forman de varias substancias llamadas amino-ácidos, estrechamente relacionadas unas con otras en realidad su valor nutritivo depende de la naturaleza y de las proporciones de estos amino ácidos .

Empleando una metáfora, podemos decir que una proteína, es una casa cuyos ladrillos son los amino-ácidos.

Las grasas son bien conocidas y no requieren definición especial. Se componen de carbono, hidrógeno y oxígeno y, al tratamiento con soda se desintegran en ácidos grasos y glicerina.

El jabón común es un compuesto de ácido graso y se deriva, por desintegración, de la grasa, y la glicerina resultante de este proceso, sirve para cosméticos en tiempos de paz, y para explosivos en tiempos de guerra, ambos igualmente eficaces para perturbar la paz del hombre.

Las substancias grasas forman la reserva nutritiva del cuerpo, y el bienestar del animal exige que se incluya una cierta proporción de ellas en la ración.

Es necesario comprender que el término común “aceite” se aplica frecuentemente a dos substancias distintas, de las cuales una es útil en lo que se refiere a la alimentación, mientras la otra carece de valor.

El aceite de semilla de lino, por ejemplo, es una substancia de gran valor; pero el aceite de parafina no tiene aplicación en las raciones,

Los hidratos de carbono forman un grupo numeroso de substancias de aspecto muy diverso, e incluyen los almidones; azucares y celulosa o fibra de madera.

Están compuestos por los tres elementos que forman las grasas, pero en proporción constante; el nombre lo derivan del hecho que el hidrógeno y el oxígeno se hallan presentes en las mismas proporciones que en el agua.

Para el ganado, tienen un doble valor, porque por un lado, la fibra Ie da volumen a la ración, cosa muy esencial tratándose de herbívoros, y por otro lado, los almidones y los azúcares se transforman en energía, es decir, le permiten moverse, trabajar y desempeñar sus diversas funciones vitales Las investigaciones realizadas hace años por Lawes y Gilbert, demostraron que las féculas o almidones se convierten, en el cuerpo animal, en grasa y por consiguiente, desempeñan conjuntamente con el azúcar, un papel importante en las raciones de engorde.

Hemos visto, pues, que el valor de un forraje depende de su contenido de proteínas, grasas e hidratos de carbono, y que todos se componen de estos tres elementos. Los forrajes pueden dividirse:

Desde el punto de vista del ganadero, en varios grupos, de acuerdo con el mayor o menor contenido de esas substancias y también según su origen.

No es una clasificación científica satisfactoria, pero práctica para todos los criadores por cuanto agrupa todos los forrajes de composición análoga, de modo que se podrá substituir uno por otro con una seguridad razonable de que no resultarán inconvenientes.

Clasificados de acuerdo con su composición y caracteres físicos, los alimentos más conocidos para animales se dividen en tres grandes grupos:

Clasificación de forrajes
I. Forrajes suculentos o acuosos:
l. Raíces y tubérculos – papas, nabos, remolacha forrajera.
2. Forrajes verdes – pastos, trébol, vicias, repollo, berza etc.

II. Materia seca o forrajes groseros:
1. Heno.
2. Paja de leguminosas – porotos y arvejas.
3. Paja de cereales, paja triturada, cáscaras, etc.

III. Alimentos concentrados:
1. Granos – cebada, avena, semilla de lino, porotos, etc.
2. Tortas oleaginosas – linaza copra, maní, etc.
3. Subproductos de molienda – granos cerveceros, afrecho, semitín, etc.
4. Subproductos animales – harina de carne harina de pescado, leche Y sus derivados.

Habitualmente, la composición química de los mismos se asemeja a la clasificación arriba indicada.
Los forrajes del Grupo I, en general contienen sólo una vigésima parte de su peso en proteína digerible, y una quinta parte en carbohidratos digeribles; los del Grupo II, contienen aproximadamente la misma cantidad en proteína digerible, pero más o menos el doble en hidratos de carbono.
Por regla general, los del Grupo III ya contienen un 12 % más de elementos asimilables.

¿Te gustó el contenido?


Términos relacionados:

Escrito por Wil, el 24 octubre, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)