CUIDADOS Y AVERÍAS DEL SISTEMA DE REFRIGERACIÓN POR AGUA

Cuidados y averías del sistema de refrigeración por agua
Dentro del parque de maquinaria agrícola los cuidados y averías del sistema de refrigeración por agua es primordial para su motor, si no se repara el aceite del Carter perderá viscosidad y la propiedad de proteger las partes mecanicas internas de la fricción, posteriormente la temperatura alcanzara un nivel donde el motor rendirá el alma y se fundirá.

Correa del ventilador rota: Cuando esto ocurre, el ventilador y la bomba dejan de dar vueltas y al no pasar el aire por el radiador el agua no se enfriara. Nos daremos cuenta de que esto ha ocurrido porque el dispositivo de carga de la batería que se encuentra en el tablero se encenderá y la temperatura del agua subirá rápidamente.
Solución: detenerse rápidamente y poner una corea nueva, después de puesta la correa es conveniente mirar el nivel de agua, y si falta colocar el líquido en el radiador poco a poco ya que el motor esta en marcha.

Correa del ventilador floja: Para determinar esta avería hay que fijarse muy bien, pues cuando el motor funciona a ralentí el ventilador dará vueltas, pero cuando se le acelere más empezara a patinar y dar muy despacio no refrigerado bien el motor.
solución: dejar el motor funcionando a ralentí, hasta que se enfrié un poco, después parar y comprobar si efectivamente esta floja, si es así tensarla, generalmente el tesado se hace aflojando los tornillos de la dinamo y corriendo esta, tampoco se debe tensar mucho esta correa pues sufren los casquillos y rodamientos de la dinamo y el ventilador.

Radiador sucio por fuera: Es frecuente que esto ocurra cuando el tractor esta trillando o en ambiente de mucho polvo, al ocurrir esto no se puede pasar el aire a través del radiador para enfriar el agua.
Solución: con aire o agua presión, soplar el radiador, pero de adentro afuera para que salga la suciedad. Nunca para esta operación se utilizara combustible ya que el residuo aceitoso que deja al evaporarse, facilitara que la suciedad se deposite después con mayor facilidad.

Tubos de radiador obstruidos: Cuando la suciedad y las sales que lleva el agua se van depositando en el interior de estos finos tubos llegan a taparse, el agua no pasa por el radiador y el motor se calienta.
Solución: lavar el sistema de refrigeración con un producto comercial apropiado.

Poca agua: Si el radiador tiene poca agua, esta pequeña cantidad será encargada de enfriar el motor, y por lo tanto, el agua y el motor se calentaran excesivamente.
Solución: echarle agua poco a poco.

Termostato encasquillado: También se puede calentar excesivamente el motor por culpa del termostato. Si esta se queda agarrada y cerrada al no dejar pasar el agua por el radiador se calienta excesivamente.
Solución: sacar el termostato y comprobar si esta bien se puede ver esto metiéndolo en aguan hirviendo y observando si al meterlo se abre la válvula.

Si se abre, es que esta bien, y el calentamiento no es debido a el, y si no se abre habrá que poner otro nuevo.

Lo podemos comprobar también cuando el motor este caliente quitando el manguito superior, y poniendo el motor en marcha saldrá agua por el, si no sale es que estará averiado.

Si el termostato esta bien y al quitar el manguito superior no sale agua es posible que se deba a la bomba de agua que se haya roto, o tal vez se ha obstruido alguna tubería.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 9 septiembre, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)