DETERMINACIÓN DE CULTIVO DE TEJIDO VEGETAL

Determinación de cultivo vegetal
Dentro de proyectos agropecuarios la biotecnología es clave para el desarrollo de los mismos, en esta ocasión vamos a topar el tema de la Determinación.

Las células y los tejidos están “determinados” para rutas morfogénicas y metabólicas especificas, de modo que, por un proceso ordenado y predecible, forman órganos y regeneran plantas.

La determinación depende, lógicamente, de la propia naturaleza del tejido, de su estado vegetativo y del tratamiento que ha recibido, produciéndose, a veces, nuevos fenotipos que perduran en ausencia de los factores causantes del cambio. Existen una serie de especies que, en estado silvestre, son capases de regenerarse a partir de pequeños fragmentos de tejidos cortados. Estos nos muestran la gran capacidad de plasticidad del desarrollo vegetal.

Otro modelo de determinación estable es el cambio de los tallos de los espermatofitas (plantas con semilla) de crecimiento vegetativo a reproductivo, inducido por un estimulo lumínico recibido por las hojas y transmitido al meristemo del tallo.

La determinación en plantas es progresiva y jerárquica. En especies cuyos tejidos, utilizados para iniciar los cultivos, se hallan en un estado temprano de determinación, los cultivos mostraran mayor flexibilidad en su desarrollo que en otras especies en estados ya avanzados de determinación. Por esto hay que tener en cuenta los diferentes estados de desarrollo de los tejidos y las partes de la planta para el cultivo con fines morfo genéticos.

La desorganización es una característica del explante, es decir, del fragmentó de la planta que se va ha cultivar, y que esta asociada a la desorganización física de las células cultivadas. Al parecer esto esta relacionada a la rotura de la comunicación intercelular (tanto física como química) que caracteriza a la planta intacta.

El potencial de desarrollo del tejido cambio y se reduce a medida que procede el estado de determinación. Sin embargo estos cambios no siempre son irreversibles, hay varios tipos de células y órganos, altamente determinados y que son totipontentes si reciben un estimulo adecuado.

Competencia
Muchas células vegetales no tienen la capacidad de regenerar nuevas plantas, aquellas que si tienen esa posibilidad y sufren procesos de morfogénesis cuando tienen el estimulo adecuado, se dice que tienen competencia. La competencia de una célula se expresa como la habilidad de esta para la regeneración de ciertas partes e la planta,
Por ejemplo, si una célula tiene la facultad de enraizar fácilmente, no tendrá la misma facilidad de formar retoños.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 10 julio, 2012.


¿Que opinas? escribe un comentario :)