Escarabajo de la papa (patata)

Abate o temefos

Insecticida especialmente indicado para combatir el Escarabajo de la Patata (Leptinotarsa decemlineata), empleando el producto comercial del 50 % de riqueza a la dosis del 0,15 %, y en la lucha contra los mosquitos en charcos, piscinas, albercas, canales, desagües, arrozales, etc., utilizándolo a la dosis del 0,2-0,5 %. Se recomienda lo siguiente: en aguas estancadas, disolver el Abate al 0,2 % en agua (es decir, 20 cc. en una mochila de 10 litros) y pulverizar esos 10 litros de caldo insecticida sobre cada 100 m2 de superficie de agua; y en el caso de aguas corrientes, disolver el producto al 0,5 % (50 cc. por mochila de 10 litros) y pulverizar esos 10 litros sobre cada 100 cuadrados de superficie de agua.
Escarbajo-de-la-papa
Si es preciso, hay que repetir con intervalos de 15 días. Su Categoría Toxicológica es BAB, es decir, de toxicidad prácticamente nula para la fauna terrestre, y moderadamente tóxico para el hombre y la fauna acuícola (tener precauciones con peces, patos, etc.). Su plazo de seguridad es de 15 días (para la recolección del arroz, por ejemplo). (Abate de Zeltia y de Cyanamid).
Imagen de previsualización de YouTube

Tratamientos con pesticidas sobre plantas en floración (abejas)

Al efectuar tratamientos con pesticidas sobre plantas en floración se pueden causar graves perjuicios a los apicultores y a la polinización de las plantas, al matar a las abejas que estén libando en el cultivo tratado o en sus proximidades.

Para evitar ese peligro, hay que procurar no tratar las plantas en floración, .o bien alejar del lugar del tratamiento las colmenas mientras dure éste, o protegerlas cubriéndolas con plástico negro o arpillera húmeda durante unas horas, o tratar durante las horas que van del atardecer al amanecer, cuando las abejas no están libando (si bien en noches cálidas el margen de tiempo de que dispondremos para tratar será menor que en noches frías) o, por lo menos, utilizar productos poco o nada tóxicos para las abejas, al hablar de los diferentes productos, solemos indicar si son mucho, poco o moderadamente tóxicos en este sentido, al menos en aquellos de los que existen datos concretos al respecto.

A continuación, ofreceremos algunos ejemplos. Son muy tóxicos, y pueden matar no sólo a las abejas a las que alcance la aplicación, sino incluso a las que se posen en las plantas durante los días siguientes al tratamiento, productos como el Temik o Aldicarb, Bidrín, Azodrín, HCH y Lindano, Sevín, Carbofurano, Dursban, Imidán, Malatión, Lannate o Metomilo, Gusatión, Paratión, Dibrom o Naled, Diazinón, Vapona, Dimetoato, Fosdrín, Dimecrón, Arprocarb o Unden, Gardona, Lebaycid o Fentión, etc.

Son moderadamente tóxicos, pero por supuesto no se deben aplicar directamente sobre ellas: Abate, Trition, Metasystox, DDT, Amitraz, Endosulfán, Endrín, Fosalone o Zolone, etc.

Y resultan poco o nada tóxicos los siguientes: Caldos bordelés y borgoñón, Clorbenside, Binapacril, Faltan o Folpet, Galecrón o Fundal, Maneb, Captan, Bacillus thuringiensis, Clorobencilato, Oxicloruro de Cobre, Oxido Cuproso, Dicofol o Kelthane, Dimite, Gliodina, Morestán, Omite, Nabam, Clorfensón, Plictran, Metiram, Piretroides, Rotenoides, Dinocap o Karathane, Delnav o Dioxatión, Dodina o Doguadina, Etión, Ferbam o Ferma-te, Azufre, Tedión, Toxafeno, Dipterex o Triclorfón, Zineb, Mancozeb, Ziram, Schradan, Nicotinados, Tiram, etc.

¿Te gustó el contenido?


Términos relacionados:

Escrito por Wil, el 22 marzo, 2015.


¿Que opinas? escribe un comentario :)