FORRAJES SOSTEN Y PRODUCCION EN EL GANADO

Forrajes sostén y producción en el ganado
Sabemos que todo motor requiere una cantidad mínima de combustible para ponerlo en marcha y así el animal requiere una cantidad dada de alimentos nada más que para vivir y desarrollar sus funciones vitales diarias, que es bastante abundante y es la ración de sostén.

Sólo lo que recibe en exceso de ésta le sirve para producción de grasa, leche o para trabajo, es un factor de suma importancia, que conviene tener presente en todo momento, porque al reducir a la mitad el volumen de forrajes que requiere un animal para trabajo, no se reduce por ello a la mitad su capacidad de trabajo.

En realidad, se suprime totalmente ya que esa mitad de ración le alcanzará apenas para vivir. Quiere decir que, al formular raciones para ganado hay que establecer una diferencia entre la ración de sostén y la de producción.

Tratándose de ganado nos encontramos pues con dos condiciones distintas, una en la cual el alimento asimilado se destina a remplazar tejidos gastados suministrar energía para trabajo, hacer frente a las necesidades de crecimiento y a las mil y una funciones de la vida diaria y otra en que se ingiere alimento para remplazar el alimento consumido.

Podemos por ende hacer un balance equilibrando las necesidades con lo que se gasta, calculando y anticipando de los resultados obtenidos en esta forma qué cantidad de alimentos necesitará un animal bajo condiciones dadas.

Todo lo que reciba en exceso de esta cantidad se desperdicia, sobre todo tratándose de forrajes proteicos y los valores que derive de los cálculos mencionados tienen suma importancia para el ganadero, puesto que le proveen una base segura para no desperdiciar alimentos.

Esto es especialmente cierto en la producción de leche y hay pruebas de que la adopción de métodos científicos ha resultado en economías considerables de forrajes por animal.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 15 noviembre, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)