Insecticida biológico

Bacillus thuringiensis

Es un insecticida biológico, se trata de una bacteria benéfica que produce una enfermedad en las larvas de Lepidópteros (Orugas). En consecuencia, para luchar contra las plagas sensibles a dicha enfermedad en otras palabras es un control biológico, se emplea un formulado que contiene esas bacterias; desde que lo ingieren, las orugas dejan de alimentarse y por tanto de hacer daños y hacia los tres días comienzan a morir.

Es conveniente aplicarlo cuando las orugas están en sus primeros estadios de desarrollo. Al no tratarse de un veneno, no es peligroso, no perjudica a las abejas ni al hombre ni a la fauna, respeta el equilibrio natural, etc.
Bacillus thuringiensis
No se le marca, en consecuencia, un plazo de seguridad desde la aplicación hasta la recolección, y su Categoría Toxicológica es AAA.
Imagen de previsualización de YouTube
Se utiliza contra la Procesionaria del Pino, Prays del Limonero, taladros del maíz, Cacoecia, Heliothis, Capua, Archips, Earias, Arañuelo del Manzano, Gusano Rosado del Algodón, Oruga de la Col, Oruga de Librea, Prays del Olivo, orugas de robles y encinas, Orugueta del Almendro, etc.

Es producto caro, y en cada cultivo habrá que estudiar su posible rentabilidad. Se han comprobado resistencias en Agrotis, Euxoa, Mamestra, etc.

Hay formulados para usar en espolvoreo, a razón de 30 Kg./Ha.; y otros para pulverizar (polvos mojables) disolviéndolos en agua (que no sea muy alcalina) al 0,05-0,1 %, o bien calculando un gasto de 0,5-1,5 Kg./Ha. disueltos en 1.000 ó 2.000 litros de agua según los cultivos.

Para la Procesionaria del Pino usar las dosis más altas. (Thuricide de Serpiol, Thuricide de Sandoz, Dipel de Schering, Entomobacilina de Unisol, Bactospeine de E. Río Tinto).

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 12 mayo, 2015.


¿Que opinas? escribe un comentario :)