LA ENFERMEDAD NO PROFESIONAL Y LA MATERNIDAD

La enfermedad no profesional y la maternidad

En la empresa agropecuaria, la enfermedad no profesional y la maternidad es un tema que la administración de personal debe manejar con tacto, para que las actuales y futura contracción de personal sean benéficas para ambas partes, y que la actividad en torno a los proyectos agropecuarios no se vea afectado.

La enfermedad no profesional
Las enfermedades profesionales, como la define Unsain, son “….las afecciones agudas o crónicas de que puedan ser victimas los obreros como consecuencia del ejercicio habitual de una profesión, por la manipulación de los materiales empleados, o por influencia de las condiciones y procedimientos especiales de la industria…”

Sintetizando, diremos que las enfermedades profesionales, son las que tienen origen en la relación consecutiva de las labores asignadas al trabajador; y, las que o tienen relación, se las denomina no profesionales.

Con respecto al padecimiento de esta clase de enfermedades, el código de trabajo, concede particularmente atención como veremos a continuación.

Tramite
El trabajador que padeciera de una enfermedad no profesional, deberá comunicarse por escrito al empleador y al Inspector del trabajo, dentro de los tres primeros días de producida.

A la solicitud deberá acompañar el certificado medico correspondiente, otorgado preferentemente por el departamento correspondiente a seguridad social de cada país.

El empleador, tiene derecho a designar un facultativo para que reconozca la enfermedad no profesional, notificada por el trabajador.

En caso de discrepancia de los informes médicos el Inspector del Trabajo designara a un tercero a costa del Empleador.
Cumplido el tramite, el empleador en el año subsiguiente de conformada la enfermedad no profesional, no podrá desahuciar ni despedir intempestivamente al Trabajador que se encuentra incapacitado temporalmente para el trabajo.

Con respecto a la remuneración del trabajador enfermo, se sujetara a los previstos a las regulaciones del servicio de seguridad socia.

Se exceptúan los casos de incapacidad temporal para el trabajo a consecuencia de accidentes producidos en estado de embriaguez debidamente comprobada, o a consecuencia de reyertas provocadas por el trabajador afectado como también los casos de contratos de la obra ciertas ocasiones, temporales y de naturaleza precaria o extraordinaria.

De tratarse de contratos a plazo determinado, el tiempo de la enfermedad se descontara del plazo del contrato.

Las obligaciones
El empleador esta obligado a mantener la relación laboral y por lo mismo a recibir al trabajador, en las mismas condiciones que antes de la enfermedad.

Si se negare a reintegrarle, pagara una indemnización equivalente a seis meses de la última remuneración, sin perjuicios de los otros derechos que le correspondan, más los gastos judiciales.

El trabajador esta obligado a reintegrarse al trabajo, dentro de los treinta días subsiguientes de la recuperación de la salud, si no lo hiciere caducara sus derechos.

De comprometerse durante el tiempo considerado de incapacidad temporal otro Empleador perderá su derecho para reintegrarse al trabajo y la indemnización.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 20 junio, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)