LA RELACION NUTRITIVA DE LA RACION DE FORRAJE

La relación nutritiva de la ración de forraje
Hemos demostrado en qué forma se llega a la relación nutritiva o albuminoide de un forraje dado, y explicamos brevemente por qué es necesario conocer, aproximadamente, esta relación en la ración, datos que se relacionan desde el articulo. Experimento digestibilidad de los forrajes

Hemos visto que nos da la relación existente entre las respectivas cantidades de proteína digerible y las substancias no proteicas digeribles contenidas en un forraje (alimento para ganado)

Por regla general se recomienda suministrar a los animales jóvenes en crecimiento una relación de 1:4, y a medida que llega a la madurez se amplía gradualmente hasta llegar 1:6 ó más.

Un animal adulto puede ser mantenido en estado de store en base a una ración, cuya relación nutritiva es de 1:10. Sin embargo, no hay necesidad de adherirse estrictamente a una relación nutritiva determinada para cualquier especie determinada de ganado, siendo el objeto del cálculo, asegurarse de que se mantienen entre la relación 1:4 y 1:10, fuera de estos límites, ya seria una ración desequilibrada y no se presta para alimentar ganado.

¿Cómo podemos encontrar, entonces Ia relación nutritiva de una ración, dadas las relaciones nutritivas de los forrajes aislados y los elementos nutritivos digeribles?

Al parecer, este problema, aparentemente tan sencillo, ha confundido a muchas personas y frecuentemente se dan métodos erróneos para calcular la relación nutritiva de una ración.

El método siguiente es práctico, y tiene el mérito de ser sencillo y exacto, suponiendo que un ganadero quiere suministra a sus novillos, la ración que sigue, para tomar un ejemplo práctico: Remolacha forrajera 70 kilos; paja de avena, l0 kilos; heno de prado, 10 kilos; torta de maní descascarado, 3 kilos; torta de linaza ,2 kilos.

De la tabla de análisis obtenemos los datos siguientes:
Relación nutritiva de forrajes

Para obtener la relación nutritiva de la ración arriba indicada, procedemos como sigue: tomando cada forraje por separado, buscamos primero la cantidad de proteínas digerible, multiplicando los kilos del mismo en la ración por el porcentaje de proteína digerible, lo dividimos por I00.

En esa forma, los 100 kilos de, remolacha forrajera contienen:

(70 X ,7)/100 kilos de proteína digerible = ,49
La cifra obtenida en esta forma se multiplica luego por Ia relación nutritiva, y esto nos da el equivalente de hidratos de carbono digeribles que contiene.
De modo que ,49 X 11=5,39.

Este procedimiento se sigue con los forrajes restantes y se colocan las cifras obtenidas en dos columnas:

obtenida en esta forma se multiplica luego por Ia relación nutritiva, y esto nos da el equivalente de hidratos de carbono digeribles que contiene. De modo que ,49 X 11=5,39.

Este procedimiento se sigue con los forrajes restantes y se colocan las cifras obtenidas en dos columnas:

La cifra obtenida en esta forma se multiplica luego por Ia relación nutritiva, y esto nos da el equivalente de hidratos de carbono digeribles que contiene. De modo que ,49 X 11=5,39. Este procedimiento se sigue con los forrajes restantes y se colocan las cifras obtenidas en dos columnas:

Luego se suman las dos columnas como se indica arriba y la segunda se divide por la primera. En esa forma obtenemos la relación nutritiva de la ración.

Así 15,882/2,896= 5,5 aproximadamente por lo tanto, la relación nutritiva es de 1:5,5

Una ración de esta naturaleza suministraría más proteínas de lo que requieren los novillos, y por lo tanto sería un derroche.

En la práctica, se remplazaría la torta de maní descascarado por harina de maíz

¿Te gustó el contenido?


Términos relacionados:

Escrito por Wil, el 10 noviembre, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)