MANEJO Y CONTROL DE LA CONTAMINACION EN MICROPROPAGACION

Manejo y control de la contaminación en micropropagacion

En nuestros proyectos agropecuarios la biotecnología vegetal dará su aporte guiándonos, ahora trataremos manejo y control de la contaminación en micropropagacion.

La determinación exacta de la fuente de contaminación retrospectiva a menudo se dificulta ya que los microrganismos pueden ser introducidos en varios puntos del proceso productivo. Hay vías para controlar y manejar la contaminación, pero es necesario determinar la fuente y el tipo de contaminación para poder seleccionar los mejores métodos.

Cada biofabrica posee características particulares que la diferencian del resto aun cuando hayan sido construidas con similar diseño. Es necesario que se verifiquen y controlen sistemáticamente todas las operaciones y áreas donde pueden introducirse microrganismos. No obstante, en términos generales se debe prestar especial atención a los siguientes aspectos:

a. selección y tratamiento de la planta donante
La selección de las plantas madres es sin lugar a dudas la actividad mas importante durante el proceso de micropropagacion de plantas. El control de las condiciones asépticas de los cultivos primarios en los trópicos requiere de protección de las plantas madres o donantes con respecto al ambiente.

Los explantes se deben seleccionar teniendo en cuanta la edad de la planta donante y la posición en que se encuentran en ella. Es necesario también considerar el tamaño del explante y luego someterlo a una progresiva e intensiva desinfección.

El stock de la plantas debe mantenerse libre de enfermedades y plagas con estrictos métodos de control químico y biológico. Es conveniente realizar aplicaciones de fungicidas, antibióticos e insecticidas a estas plantas.

Además el número de bacterias y hongos en los tejidos aéreos pueden ser reducidos por el mantenimiento de las mismas en condiciones de baja humedad tanto como sea posible en casas de cristal e invernaderos, etc.

Los explantes pueden ser tomados de tejidos aéreos jóvenes que contienen meristemos (flores, discos de hojas, anteras, etc. ), a menudo estos tejidos están libres de poblaciones interiores detectables de virus, hongos, bacterias, mico plasmas, etc.

b. Desinfección de los explantes
Los desinfectantes usualmente utilizados para el tratamiento de los explantes son el etanol (70 % v/v) y el hipoclorito de sodio (Na(OCl)2.

El alcohol ha sido utilizado como predeterminado para la desinfección con hipoclorito porque se ha demostrado que facilita su penetración en las plantas. Por otra parte la desinfección con cloruro de mercurio es particularmente útil cundo hay presencia de contaminantes fúngicos y la desinfección con hipoclorito ha sido ineficiente o cuando los tejidos de las plantas son altamente sensibles a este tratamiento. No obstante debemos apuntar que este compuesto es altamente toxico y que no es fácilmente removible de los explantes.

En algunos casos resulta útil agregar algún agente tensoactivo (Ej. Tween 20, del 0.01 % al 0.1 %), pero pude ser innecesario en los procedimientos de desinfección que incluyan un primer paso con etanol 70 %. Así mismo, es conveniente agitar (80 – 150 r.p.m.) el explante conjuntamente con la solución desinfectante.

Después es necesario remover de el los restos de producto mediante varios lavados con agua destilada estéril y operando en la cabina de flujo laminar. Es aconsejable lavar los explantes con volumen 10 a 20 veces mayor de agua estéril, haciendo un mínimo de tres enjuagues sucesivos.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 3 septiembre, 2012.


¿Que opinas? escribe un comentario :)