PRACTICAS DE HORTICULTURA 19-20

Preparación del terreno para semillero
PREPARACION DEL TERRENO
La preparación del terreno para semillero son prácticas de horticultura que se deben hacer de la mejor manera para que el pequeño proyecto agropecuario tenga buenos resultados, y abrases y abrigues la esperanza de que si sembraste con fe y voluntad, cosecharas vida y confianza.

Prácticas de horticultura 19

Denominación: Preparación del terreno
Objetivo perseguido: Preparar adecuadamente el terreno para el cultivo de las hortalizas
Operación:
1. Limpiar el terreno
2. Arar
3. Desterronar
4. Subsolar
5. Nivelar.
Tiempo previsto:
Material de trabajo: Terreno, estacas, cuerda
Herramientas y equipos: Tractor, arado, rastra, niveladora, subsolador, motocultor, picos, palas, escardillas, hachas, machetes, rastrillos, cinta métrica.

Tecnología: Suelos arcillosos, suelos arenosos, suelos humíferos, suelos francos, tipo de
suelo preferido para el cultivo de hortalizas, subsuelo, limpieza del terreno, aradura, profundidad de aradura, desterronado, subsolado o desfonde, nivelación.

Seguridad e higiene: Revise equipo y herramientas, reconozca el terreno, cuidado al usar herramientas cortantes, use los equipos apropiados, no prepare suelo cuando éste se encuentre muy húmedo, no saque partes del subsuelo a la superficie.

Calculo: Medidas de superficie el metro.

Prácticas de horticultura 20

Suelos arcillosos: Son aquellos terrenos en lo cuales el material que se encuentra en mayor proporción es la arcilla (greda).
Suelos arcillosos en los semilleros
Los suelos arcillosos retienen la humedad y al secarse se endurecen grandemente; en ambos casos se dificultan las labores de cultivo.

Las tierras arcillosas hacen difícil la penetración de las raíces.
Dificultan la circulación del aire e impiden el paso del agua a las capas inferiores.

Suelos humíferos: Son los suelos formados por la acumulación de materia orgánica en
Descomposición, generalmente son terrenos ricos en nitrógeno y de consistencia ácida.
Estos terrenos también tienen valores intermedios; así tenemos: el suelo humífero-arcilloso, humífero-arenoso, humífero-arcilloso-limoso, etc.
Los suelos con abundante materia orgánica son los mejores para el cultivo de hortalizas.
Suelos humíferos en los semilleros
Suelos arenosos: Se conocen por suelos arenosos los terrenos en los que predomina la arena como principal componente, se trabajan fácilmente, son muy permeables por lo cual se secan con gran rapidez y exigen abundantes y frecuentes riesgos.
Suelos arenosos en los semilleros
Estos suelos son poco fértiles, tienen poco poder retentivo de las materias fertilizantes y bajo contenido de materia orgánica.

Suelos francos: Este tipo de terreno tiene todos sus componentes en una forma más o menos equilibrada, cuando en un terreno franco predomina uno de sus componentes, se le da el nombre de suelo franco, más el del componente que predomina por ejemplo franco-arcilloso; franco-arenoso, franco-limoso. etc.
Suelos francos en los semilleros

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 3 julio, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)