REGULACION DE LA TEMPERATURA EN LOS ANIMALES

Regulación de la temperatura en los animales
¿Cómo se mantiene la temperatura en un nivel constante?
Los cambios arriba mencionados producen calor en forma continua, y el cuerpo debe desprenderse del excedente. Así, por ejemplo un caballo en descanso alcanzaría en el término de dos días el punto de ebullición del agua si no pudiera eliminar el exceso de calor producido.

Las glándulas sudoríparas de la piel lo eliminan ya que la sangre recalentada va hacia la piel por los capilares y ahí, como la temperatura ambiente es inferior a la del cuerpo ésta irradia calor en la misma forma que el fuego calienta una habitación.

Cuando hace frío, esta pérdida por radiación es considerable, y para protegerse contra ella, el hombre usa ropa de abrigo.

En verano en cambio, la temperatura ambiente suele ser superior- a la del cuerpo, y éste no pierde calor por radiación.

En ese caso, ocurre un fenómeno distinto el hombre está provisto de tubos diminutos repartidos en toda la superficie del cuerpo que se llaman glándulas sudoríparas y segregan un líquido llamado sudor.

Esta secreción humedece la superficie de la piel forma, la y se evapora en esta forma la perdida de calor es considerable.

Para evaporar medio litro de agua a punto de ebullición, se requiere tanto calor como para calentar 2 litros y medio de cero grados a punto de ebullición se comprende así que la transpiración es método muy adecuado que permite eliminar el calor excesivo.

Donde las condiciones no favorecen la evaporación, se forman gotitas diminutas sobre la piel ya que en ese caso no se evapora y conviene quedarse lo más quieto que se pueda.

Esa es la razón por la cual sentimos tanto calor en los días de humedad, de atmósfera pesada mucho más que en los días de calor seco.

Vemos así que el cuerpo elimina el exceso de calor en dos formas: (1) por radiación y (2) por evaporación.

La piel y los pulmones desempeñan un papel importante en este proceso, si la pérdida por radiación es excesiva en temperaturas muy frías el cuerpo genera más calor es un fenómeno que se manifiesta al tiritar de frío y que es solamente un esfuerzo que realiza para entrar en calor.

Todo el mecanismo que regula la temperatura del cuerpo está gobernado por un centro que reside en el lóbulo anterior del cerebro.

Hay drogas especiales que actúan sobre él y en esa forma es posible ‘mantener el cuerpo en una temperatura más baja que la normal.

En los climas muy fríos, los animales están protegidos contra la pérdida excesiva de calor por una piel gruesa cubierta de pero o lana que hace las veces de frazada o en el caso del cerdo una capa gruesa de grasa debajo de la piel.

El caballo es el único animal doméstico que transpira fácilmente en todo el cuerpo, salvo en las extremidades.

Empieza por la base de las orejas, luego en la nuca y el pecho y finalmente en el anca, gracias a ello puede resistir largos galopes todos los demás animales de granja se alteran en cuanto se ven obligados a moverse rápidamente.

Los vacunos sudan en el hocico, y la oveja también un poco, los cerdos sólo sudan en la trompa.

Deducciones prácticas
De lo que acabamos de decir se deduce lo siguiente: (1) Puesto que el pelo o la lana protegen a los animales contra el frío, no hay que esquilarlos o pelarlos en épocas frías o húmedas, ya que eso exigiría al organismo un esfuerzo muy grande.

Por otro lado, si no se esquilan los ovinos gordos en épocas de calor, se pueden morir ante la incapacidad de eliminar el exceso de calor, cosa que también suele suceder con cerdos sobre engordados.

(2) El calor que derivan las vacas de sus alimentos les basta para mantener la temperatura del cuerpo aún en tiempo frío.

Por eso es preferible estabularlas en galpones frescos bien ventilados a tenerlas en lugares cerrados mal ventilados.

(3) Los cerdos de engorde requieren abrigos o reparos en invierno y sombra en verano.

¿Te gustó el contenido?


Términos relacionados:

Escrito por Wil, el 13 noviembre, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)