SUSTANCIAS MINERALES EN LOS BOVINOS

Sustancias minerales en los animales
La célula viva depende de la presencia de ciertas sales minerales en los fluidos celulares y el protoplasma; la falta de un constituyente mineral esencial, o un exceso de acidez o alcalinidad, puede provocar la muerte, así de importantes son los minerales en los animales.

Así, el funcionamiento eficaz de los que se nutre con ella, sin embargo, conviene tener presente que es deficiente en un mineral esencial que es el hierro.

Por eso, el hígado del mamífero recién nacido contiene normalmente la cantidad suficiente de hierro como para hacer frente a sus necesidades durante el período de lactancia; no obstante, bajo determinadas condiciones, esta reserva puede ser insuficiente.

Se han comprobado casos de anemia en lechones criados bajo condiciones higiénicas, por su falta de acceso a la tierra, y se puede evitar suministrándoles agua de cebada con una pequeña dosis de algún tónico de hierro adecuado.

Al estudiar las necesidades minerales del animal durante el período de crecimiento, y especialmente la forma de suplementarlos, todo se reduce a determinar la naturaleza y la cantidad de minerales presentes en el organismo, y si los alimentos que reciben pueden satisfacer todas estas necesidades.

Tomando como ejemplo las aves, comprendemos fácilmente lo que sucede durante el crecimiento, cuando tienen una semana de edad, la ceniza contenida en la materia seca libre de grasa es de un 11 %, aproximadamente; luego sube rápidamente en las cinco o seis semanas siguientes a un nivel del 17 %, manteniéndose luego más o menos estable, aumentando ligeramente a 18 % cuando llega a la madurez.

Sin embargo, no hay que olvidar que el animal crece continuamente todo ese tiempo, y si tenemos en cuenta las cantidades efectivas de ceniza depositadas en el organismo, comprobamos que la proporción de esta reserva es relativamente baja hasta las 7 semanas de edad, y se acelera de ahí hasta llegar a las 24 o 26 semanas, disminuyendo luego.

La interpretación de estos hechos es la siguiente: en el animal joven, el esqueleto está formado casi por completo por cartílago y en las primeras fases del crecimiento es activa la acumulación de sales óseas.

El resultado es el aumento rápido en el porcentaje de ceniza arriba indicado, pero como el animal es muy pequeño, las cantidades efectivas depositadas, también son pequeñas.

Después de este proceso inicial de calcificación, se acelera el crecimiento, participando en él los huesos, los músculos y las partes blandas del cuerpo, hasta llegar a su desarrollo total.

A causa de este desarrollo paralelo de los huesos y los músculos, se mantiene constante el porcentaje de materia seca libre de grasa de la res, aunque al mismo tiempo las cantidades de ceniza depositadas son considerables.

Las consecuencias prácticas de estos hechos son las atenciones especiales que hay que prestar a la naturaleza de los constituyentes minerales en las primeras etapas del crecimiento, ya que cualquier deficiencia en el régimen tendrá consecuencias adversas; y que en las etapas finales, la atención debe concentrarse en la cantidad de esos minerales suministrados.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 27 noviembre, 2013.

Un comentario en “SUSTANCIAS MINERALES EN LOS BOVINOS”

  1. Stevenson carrasco

    Muy buenas las presentaciones sus exposiciones que están dando a conocer espero seguir contando con todos sus artículos.


¿Que opinas? escribe un comentario :)