TRACTOR AGRICOLA AVERIAS DEL MOTOR

Tractor agrícola averías del motor
En los distintos proyectos agropecuarios una el tractor agrícola es una herramienta clave a la hora de trabajar medianas y grandes extensiones de terreno el tractor en optimas condiciones es el indicado, cuando hay averías del motor definitivamente es un problema que debe ser solucionado.

El tractor es un vehículo dotado de motor que sirve para poder desplazarse por si mismo y remolcar o accionar las distintas maquinas que se utilizan en la agricultura actual.

En la mayoría de los casos el tractor esta dotado de ruedas neumáticas de las cuales predominantemente, las traseras son directrices y de mayor tamaño que las delanteras, que no son directrices, ahora bien, en algunos casos tanto las ruedas delanteras como las traseras son motrices.

Averías del motor
Cilindros:Con el funcionamiento normal del motor las paredes interiores de los cilindros o de las camisas se van desgastando y al hacerse estos orificios más graves y ovalados el ajuste entre los segmentos y el cilindro no es perfecto originándose fugas en la compresión y en el trabajo, así como pérdida de potencia.

Síntomas: perdida de potencia en el motor, consumo excesivo de aceite, salida de gran cantidad de gases por el respiradero del Carter, humos azulados por el escape.

Solución: si el motor lleva camisas postizas, cambiar y poner también pistones y segmentos a la medida, en taller especializado.
Si el motor no tiene camisas postizas habrá que rectificarlo, con lo cual los orificios de los cilindros se agrandan, colocando así mismo pistones y segmentos de mayor medida.

Culata: No son frecuentes las averías de la culata. Un calentamiento excesivo o al desmontarla cuando aun esta caliente puede provocar deformaciones en las mismas, lo que da lugar a que no se cierre perfectamente con el bloque.

Síntomas: La junta de culata se quema con mucha frecuencia y casi siempre por el mismo sitio.
Solución: planear la culata en un taller especializado.

Junta de culata: Cuando la culata no se asienta bien sobre el bloque, no este bien apretado sobre esta, o a veces, por haberse calentado excesivamente el tractor, se quema la junta.

La junta se puede quemar: entre dos cilindros, entre un cilindro y el exterior, y entre un cilindro y los conductos del agua de refrigeración.

Síntomas: cuando se quema entre dos cilindros se nota porque el motor pierde mucha potencia, hace fallos, y si comprobamos que los cilindros son los que van mal, nos daremos cuenta que son dos cilindros seguidos.

Se puede determinar que cilindro es el que falla, aflojando una por una las tuercas de los inyectores; así al aflojar vemos que el motor no cambia la marcha será señal de que ese cilindro no trabaja; si al aflojarla el motor falla aun mas, de lo que estaba fallando, será señal de que ese cilindro va bien.

Cuando es entre un cilindro y el exterior, lo notaremos porque el motor perderá potencia, fallara y además, si nos fijamos que por algún costado del motor, en la unión de la culata y el bloque se escapa el aire.

Si es entre un cilindro y los orificios del agua de refrigeración, los síntomas serán parecidos a los anteriores. Lo podremos comprobar, quitando el tapón del radiador, llenándolo de agua hasta arriba, y poniendo el motor en marcha, miraremos a ver si salen burbujas por el tapón del radiador. Si salen será señal de que esta quemada la junta.

Solución: sea uno u otro, habrá que desmontar la culata cuando esta fría y poner junta nueva.
Los tornillos de la culata se deben apretar muy bien, y una vez apretados se debe poner en marcha el tractor, para darles el apriete final con el motor caliente.

El apriete de esa tuercas debe hacerse con la llave dinamométrica y ala presión y en el orden que indique el manual del tractor. De esa forma quedara bien apretada la junta entre culata y bloque será mas difícil que se queme.

¿Te gustó el contenido?

Escrito por Wil, el 31 agosto, 2013.


¿Que opinas? escribe un comentario :)